28 jul. 2008

Monkey business

1 jul. 2008

Corrida de toro

Cómo era la cosa? Piringundín o retobe de un nuevo metatástago? Era más o menos la ambivalencia del pordoquier. Como siempre, cuando se cobra poco por el trabajo, el trabajo es más y más pesado, pero no por eso viene bien una buena bombacha sucia.

Es decir, quién no tuvo alguna vez la más pura necesidad de hacer globitos de saliva? Como si fuera la primera vez que lo escucho. Una vez, dos veces, tres veces, hasta cuatro. Pero la primera no. Mientras tanto, era Ocaso la banda oriental.

Metástasis como metáfora de lo inalcanzable en una salchicha con apósito protector. Atilio Estampone en una estampida. Pero no, era más que eso, como si fuera a sostener todos los techos con su columna incólumne. Una pila de vida para las achuras del infierno interior. Como si no pudiera dejar de estar triste. Como si no quisiera. Cómo? The news radio said the same.

Era la natural perseverancia de un choclo bien educado. El marlo, adecuadamente cocido, propone la ingesta diaria de verde sambayón. The failure of the mission had been more monkeys than anything else. Otra vez monos. Quiso el destino que un tubo de acero le aplastara la cabeza. Lo conocían como "El Cabeza de Tubo", aunque a veces le decían, también, "El que Tuvo Cabeza".

Hubiera sido una buena parva.