6 oct. 2005

Tarde

Le dije que se me hacía tarde. Masticó rapidamente sus tres almejas petróleo, escupió los carozos (masticarlos envenena) y se levantó.

Fuimos al circo y luego sólo recordamos la arena.

Nunca más nos vimos.

No hay comentarios.: